Salmos para superar momentos difíciles

21 octubre, 2019
Por
Salmos para superar momentos difíciles

¿Quién no ha tenido que superar obstáculos? Si no sabes como hacerlo, esta lista de Salmos para superar momentos difíciles será tu confort, cada Palabra te dará la fuerza que necesitas.

El sufrimiento es parte de la vida terrenal, cuando llama a nuestra puerta nos quejamos y queremos alejarlo por completo, pero no siempre será así…

En algún momento estaremos llenos de momentos oscuros, en los que parece que no hay solución, pero sí la hay, en la Biblia, ahí encontrarás el mensaje de superación que tanto necesitas.

Son pruebas que Dios pone en nuestro caminos para superarlas como soldados que somos: relaciones difíciles, decepciones, fracasos personales o profesionales, problemas de salud, cualquier circunstancia que nos desanime por completo.

Es ahí donde tenemos que mostrar fortaleza y para ello, he recopilado 6 salmos para superar momentos difíciles que abrirán una puerta en la oscuridad, cuando creías que todo estaba perdido.

Te invito a leerlos y ser parte de la Obra que Dios está construyendo para ti:

Salmo 13: “¿Hasta cuándo, Señor, me tendrás olvidado?”

A veces parece que Dios se ha alejado por completo de nosotros, dudamos de su existencia y hasta pasa por nuestra mente abandonar la oración. ¿Por qué no oras cuando estás triste?

No pienses que una oración es solo para los momentos agradables, hazle saber al Señor tu amargura, tus penas, tu enojo… Dios convertirá tu lamento en júbilo, ¿cómo podría hacerlo si te apartas de Él?

Recuerda que Jesucristo acudió a su Padre antes de morir: «Padre, ¿por qué me has abandonado?» Saca las palabras de angustia y desánimo, pídele al Señor que no te desampare.

Salmo 55: “Confía tu suerte al Señor, Él te sostendrá”

Si estás llevando una carga muy pesada pídele al Señor que la alivie. Permite que Dios te ayude a cargar ese peso que tanto te cuesta. No te avergüences de entregarle todo lo que llevas dentro.

No te llenes de tristeza y amargura, no estás solo, Dios quiere que le permitas aliviarte esa carga y caminar juntos hacia el camino que ha preparado.

Salmo 51: “¡Lávame totalmente de mi culpa y purifícame de mi pecado!”

No solo esperemos entregarle a Dios nuestras obras buenas, Él también espera que descarguemos el pecado. Para alcanzar la felicidad es necesario hallar el perdón.

¿Por qué no darle nuestro pecado al Señor? Él podrá purificar nuestra alma y hacernos personas más felices.

Salmo 37: “Encomienda tu suerte al Señor, confía en Él y hará su obra”

La ansiedad puede jugarnos una mala pasada, cuando no sepamos dónde estamos, saca fuerzas más que nunca y encomienda tu camino al Señor, cumple su voluntad en todo momento.

Esfuérzate y vive plenamente el presente, no te preocupes tanto por lo que aún no llega. Lo único importante es hacer la Voluntad de Dios, ahora, en el presente. El futuro le pertenece a Él, ¡no te atormentes demasiado ni de forma innecesaria! Recuerda:

«Busca el Reino de Dios y lo demás será añadido.»

Salmo 145: “Día tras día te bendeciré, y alabaré tu Nombre sin cesar”

No esperes a que algo bueno suceda para dar gracias al Señor, sé agradecido aún cuando las cosas vayan mal. Hasta el peor día suele tener su lado de luz…

No vayas a dormir sin decir al Señor «gracias por este día, sé que todo marchará según tus planes». Mientras más agradecemos, iremos encontrando más razones por las cuales agradecer.

Alaba a Dios y abrirás tu corazón y ojos hacia las maravillas de Dios.

Salmo 18: “Dios mío, tú iluminas mis tinieblas … Me ceñiste de valor para la lucha”

Dios ilumina las tinieblas, no las elimina de tu vida. No te hará a un lado de la lucha, sino que te dará todo lo necesario para que afrontes los obstáculos con valentía y encuentres la victoria.

Tenemos la victoria en Jesucristo Resucitado, por más tinieblas que existan en tu vida, siempre se abrirá una puerta hacia la victoria.

Confía sin reservas en Dios, Él te ayudará y envolverá en su amor infinito.

Si estás pasando por momentos difíciles habla con Dios, eleva una oración, fortalece tu relación con Él, recuerda que todo está marchando según sus planes, al final encontrarás la luz que te guíe hacia la victoria.

Danos Tu