Caín y Abel, historia de la envidia entre hermanos que terminó en muerte

21 junio, 2019
Por
caín y abel el primer asesinato de la Biblia por la envidia entre hermanos

Siguiendo con nuestro contenido de historias bíblicas del Antiguo Testamento, hoy contaremos la historia de Caín y Abel, hijos de Adán y Eva, quienes son el claro ejemplo de hasta dónde puede llegar la envidia entre hermanos.

Esta historia se encuentra en el Capítulo 4 del Libro de Génesis, es considerado como el primer asesinato de la Biblia, en el que Caín, cegado por la envidia y los celos, mata a su hermano Abel.

¿Por qué mató Caín a Abel? Se los contamos en la siguiente narración.

Caín y Abel, el primer asesinato de la Biblia

Según el relato de la Biblia, Caín y Abel eran hermanos e hijos de Adán y Eva. Ellos tenían diferentes profesiones:

En Génesis 4:2 dice: «Caín fue agricultor y Abel pastor de ovejas. Al principio, ellos compartían muchas cosas: la familia, la educación y la fe, siempre en la misma medida.

Conforme fueron creciendo, ellos cambiaron, tanto en gustos como actitudes, por eso escogieron distintas profesiones. Es ahí donde van apareciendo las diferencias.

Mientras Caín tenía una personalidad impulsiva, mientras que su hermano era más tímido, dócil y servicial.

El punto de tensión en Caín apareció cuando llegó el momento de ofrecer una ofrenda a Dios. Tal como lo relata Génesis 4:3-5…

«Caín presentó como ofrenda algunos frutos del suelo que trabajaba, mientras que Abel le ofreció lo mejor de su rebaño y las primicias de él. A Dios le agradó mucho la ofrenda de Abel, apreció que se haya tomado el trabajo de escoger lo mejor, y no miró con buenos ojos la ofrenda de Caín. Ante este hecho, Caín se sintió rechazado, resentido y agachó la cabeza».

Dios no aceptó la ofrenda de Abel por ser mejor que la de Caín, sino porque vio el corazón de Abel, era bueno, trabajaba con amor, amaba a Dios y a su hermano, pero Caín era todo lo contrario, Caín quería ocupar el lugar de Abel para no sentirse menos que él.

La conversación con Caín

Dios conversó con Caín, le explicó que no debe agachar la cabeza cuando se obra con el bien, que no se deje dominar por el pecado y viva su camino con amor, a Él y a su hermano. Pero Caín no lo escucha, está resentido por el rechazo de su ofrenda.

Caín se había dejado dominar por la envidia, la ira y cegado por el pecado, invitó a su hermano al campo, y cuando estuvieron ahí, se abalanzó sobre él y lo golpeó hasta matarlo.

Ante tal hecho, Dios no perdonó a Caín, lo envió lejos de su familia, él se llevó a una de sus hermanas y más adelante la hizo su esposa.

Mientras tanto, con un inmenso dolor por lo que había sucedido, Adán y Eva tuvieron más hijos, y aprendieron la importancia de educarlos en nombre de Dios, con amor hacia Él y hacia sus hermanos.

Así se pobló la tierra, y Dios dejó que los hombres sean libres de elegir entre bien y el mal.

La historia para niños…

Les dejamos esta historia de Caín y Abel para niños que seguro les gustará:

Muy pronto regresaremos con más historias bíblicas para que leas junto a tus hijos, enséñales la importancia de amar a Dios y al prójimo, a la familia, a crecer sabiendo que cada quien tiene sus habilidades, y todos pueden llegar a ser los mejores.

Es importante sembrar el amor a Dios, al prójimo y a la familia en los corazones de los niños.

Danos Tu