7 consejos para orar por las personas que amas

3 junio, 2021
consejos para orar por las personas que amas

¿Realizar una oración te parece complicado? La verdad es que no lo es, hablar con Dios es más sencillo de lo que parece y si necesitas consejos para orar por las personas que amas, en CaminoconDios encontrarás la guía.

Una oración tiene el poder de calmar, curar y todo lo que la fe te permita creer; hablar con Dios es una de las formas más hermosas de conectar con Él; pero, ¿qué debes decirle en una oración? ¿cómo orar por tus seres queridos? ¿cómo expresarle tus pesares? No te agobies tanto…

¿Qué es la oración?

Una de las formas de acercar nuestra vida a Dios es la oración, es poderosa, curativa y nos ayudará a encontrar la calma en momentos complicados donde sentimos que estamos completamente solos.

A pesar de saber qué significa orar, a veces no tenemos idea de cómo dirigirnos a Dios, incluso podemos llegar a dudar si realmente atenderá nuestras inquietudes, ¿te has sentido así?

Una oración significa tener respeto, amor y fe hacia Dios; al hacerlo expresamos nuestro sentir y nos entregamos a la voluntad del Creador ante cualquier situación que estemos atravesando.

¿Puedo hablar con Dios y escucharle?

Por supuesto que sí. Miles de personas han tenido experiencias de oración a lo largo de los siglos (puedes revisar las historias del Antiguo Testamento). En cualquier lugar y momento Dios busca a cada persona, y sí pueden mantener un diálogo real con Él.

¿Cómo escuchar al Señor? Muy simple. Debemos aprender a percibir su presencia en nuestra vida de manera constante, dejarlo entrar a nuestro hogar a través de la oración. ¿Realmente le dejas espacio a Dios en tu vida? ¿Te detienes a dialogar con Él?

Puede que, de pequeños, nuestros padres nos hayan enseñado cómo mantener un diálogo con Dios; pero, ¿de jóvenes o adultos lo hemos seguido haciendo? Es muy importante iniciar y terminar el día con la compañía con Dios, Él nos escucha y está con nosotros en todo momento, aunque no podamos verlo.

Dios coloca en cada uno de nosotros el deseo de buscarlo para compartir con Él nuestro día a día. Todos estamos llamados a la comunicación con Dios, ¿por qué no lo hacemos?

Si has olvidado como iniciar un diálogo con Dios o no sabes qué decirle en tus oraciones, aquí te dejamos algunos consejos para orar por las personas que amas, porque sí, la familia es nuestro pilar y Dios debe ser el centro de ese gran amor…

Consejos para orar por las personas que amas

A veces, al elevar una oración no sabemos cómo empezar, qué decir, nos avergüenza acercanos a Dios después del pecado, pero recuerda que Él siempre estará esperándonos dispuesto a escucharnos.

Para elevar tu oración debes mostrar respeto, amor y fe al Dios; entablando un diálogo sincero con Él, en ese encuentro íntimo podrías empezar por:

Dar gracias por lo que te ha dado

Orar no es sinónimo de «pedir». A veces puedes pensar que no has alcanzado ninguna meta en la vida, que no eres feliz, que «no tienes nada»; pero… ¿te has puesto a pensar en tu familia? ¿en la salud que tienes? ¿en el trabajo? Dar gracias a Dios por lo que poco que tengas, de eso se trata.

Dios tiene un plan perfecto para ti, está direccionando tu camino hacia lo que realmente te hará feliz, agradécele por la vida, la salud, la familia, sin eso no podrías seguir adelante, ¿verdad?

Cada día es una nueva oportunidad para empezar con más ganas, para seguir luchando por tu sueños con la bendición de Dios, mientras disfrutas del amor que te rodea.

Ofrecer lo que tienes

Cuando eleves tu oración, también puedes pensar en qué tienes para ofrecerle a Dios: tu esfuerzo en el estudio o trabajo, tus penas y sufrimientos para unirlos a los de Él…

Pensar qué ofrecerle a Dios te ayudará a afianzar tu entrega hacia los demás y al prójimo. Recuerda que Dios está en todos lados, ofrecer lo poco que tengas a quienes más lo necesitan te brindará paz y llenará tu corazón de regocijo.

También puedes leer: ¿Mantener la fe en tiempos difíciles?

Hablar sobre tus expectativas y preocupaciones

Ten confianza en Dios, cuéntale tus planes, proyectos, deseos, dudas, temores… Si algo que te preocupe, pídele ayuda y la fuerza necesaria para enfrentar los obstáculos que se presenten en el camino.

La oración es un punto de partida para aumentar tu amistad con Dios, pídele protección para ti y las personas que amas, ofrécele tu vida en cada momento difícil, pero, cuidado, que la oración no sea un monólogo…

De vez en cuando, hazle una pregunta a Dios, espera unos segundos y siente en tu corazón la presencia de Él, piensa por un momento que te diría si estuviera físicamente contigo.

Reconocer la voluntad de Dios en tu vida

Dios sabe bien qué nos hace bien, cada vez que pienses que algo te ha salido mal, pregúntale a Dios: ¿no has querido que suceda esto? «Respetaré tu voluntad», ¿no he tenido éxito por más que me esforcé? «Es tu voluntad, ayúdame a seguir trabajando en mí mismo hasta entrar en el camino que has preparado para mí»…

De eso trata, no todo lo malo que creas que sucede en tu vida, es así. Dios tiene planes perfectos para ti, ¿te encuentras ahora mismo en situaciones difíciles? Confía en Dios. Él sabe bien lo que hace, aunque ahora no lo entiendas, algún día todo tendrá sentido y encontrarás la felicidad que Él te ha prometido.

Ningún padre quiere el mal para sus hijos, lo mismo sucede con Dios, Él sufre con nosotros, celebra nuestros éxitos, teme que cometamos errores, nos cuida, y todo, absolutamente todo lo que ocurre en nuestras vidas, es su Voluntad. Ten fe.

No pierdas la fe

Por más que sientas que las puertas se cierran en tu vida, Dios está trabajando para que se abran todas las ventanas en tu camino, no pierdas la Fe. No le recrimines a Dios, déjale tus pesares y pídele que te siga brindando la fortaleza para salir adelante, Él no quiere que te rindas, Él está preparando algo grande para ti, ¿estás preparado para recibirlo en tu vida?

Un día alguien me dijo esta poderosa frase que uso constantemente en mis oraciones, situaciones difíciles o cuando el temor aparece para poner a prueba mi fortaleza:

«Sé valiente y fuerzas poderosas vendrán en tu ayuda».

Les aseguro que esa fuerza poderosa, para mí, es Dios. Su mano está presente en cada paso que doy, yo confío en Él, le he confiado mis metas y fracasos. Él sabe cuándo comenzará a estar todo en su sitio. Yo tengo fe, ¿y tú?

No podemos terminar este artículo sobre consejos para orar por las personas que amas sin este hermoso video que te enseñará, con más detalle, a interceder por aquellos que tanto aprecias…

Danos Tu